“Las cosas han durado más de lo que todos esperábamos, y tal vez han durado más de lo que todos queremos”, reconoció

Iván Duque, presidente de Colombia, insistió este miércoles en continuar las presiones sobre  Nicolás Maduro para una transición política en Venezuela. Así lo señaló en una charla virtual en el Council on Foreign Relations (CFR) de Nueva York.

“Todos tenemos que decir claramente que ninguna solución en Venezuela puede ser viable con Nicolás Maduro todavía presente. Necesitamos encontrar una salida para él, para que podamos poner en marcha la transición”, aseguró el mandatario colombiano.

Para Iván Duque el hecho de que Maduro se mantenga en el poder, a pesar de las presiones internas e internacionales para que renuncie y deje paso a una transición política, no debe leerse como un fracaso diplomático, sino todo lo contrario.

En comparación con agosto de 2018, cuando llegó a la presidencia, Duque expresó: “Cuando miramos donde estamos ahora, vemos que más de 50 países no reconocen a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, y reconocen a la Asamblea Nacional, y reconocen al presidente interino Juan Guaidó. ¿Considero esto un éxito? Sí, lo considero un grande y muy importante éxito”.

Proceso de paz con las FARC

Sobre el proceso de paz firmado en 2016 con las FARC y al que Duque se opuso en su momento, responsabilizó de los continuos asesinatos de exguerrilleros y activistas sociales a los combatientes disidentes de las FARC, a quienes describió como “puros criminales involucrados en operaciones de narcotráfico”.

“Estos grupos de narcotraficantes son los que están tomando a los líderes sociales, y son también los que están matando a los excombatientes”, dijo el jefe de Estado de Colombia, que también los vinculó al régimen de Maduro.