Participó en la misa presidida por monseñor Trino Fernández junto a otros familiares y sacerdotes de Caracas

Javier Morales, sobrino del Cardenal Jorge Urosa Savino, elevó una oración por el eterno descanso del arzobispo emérito de Caracas.

Llegó a la capilla nuestra Señora del Pilar de la Catedral Metropolitana de Caracas, donde se detuvo frente al féretro de su tío y permaneció en un momento de silencio y oración.

Morales colocó el báculo (bastón signo del episcopado) junto al ataúd del Cardenal Urosa.