Los protocolos han sido establecidos tomando en cuenta las normas internacionales de higiene para resguardar la salud de las personas

El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), José Luis Azuaje, informó este jueves 28 de mayo que la iglesia está elaborando una serie de protocolos para que dentro de poco tiempo puedan abrir nuevamente las iglesias.

Advirtió que es probable que a la población venezolana le cueste un poco adaptarse a la nueva forma en la que se llevarán a cabo las ceremonias religiosas.

En tal sentido, detalló que “no se trata de tocar campanas y abrir puertas. Habrá normas que no van a gustar, por ejemplo que no tendremos templos llenos como estamos acostumbrados. Mantendremos la distancia de uno o dos metros. Habrá normas que nos va a costar muchísimo entender porque desde nuestra propia cultura, nosotros no somos muy dados en resguardar normas”.

Durante una entrevista a Unión Radio, precisó que los sacerdotes tendrán que pasar por un proceso de formación que incluye lavar sus manos tres veces durante la celebración de la misa, a fin de poder dar la comunión a los feligreses.

“Lamentablemente no tenemos los recursos para poder llegar a un extremo de lo que se exige y se pide, como la aplicación de gel antibacterial a la entrada de los templos”, indicó el monseñor.

También detalló que por el momento se mantendrá suspendida la confesión de carácter presencial, pero se ha incentivado el acto de contrición y petición de perdón al Señor.

La unción de los enfermos sólo se dará en casos que no presenten un motivo de contagio.