“La iglesia no es solo el templo, es la familia reunida, los que nos unimos para orar”, apuntó el sacerdote

El padre Armelim De Sousa, párroco de la Basílica de Santa Teresa, donde se encuentra la imagen del Nazareno de San Pablo, en entrevista para Globovisión,
aclaró que la procesión del Nazareno no se suspendió, sino que se postergó debido a la pandemia.

Invitó al pueblo a conectarse este Miércoles Santo, desde sus casas espiritualmente, en un momento sagrado con el Señor Jesucristo, para cuando pase la pandemia poder hacerlo de manera presencial.

También instó a los feligreses a ofrendar las orquídeas este año para el Nazareno, desde sus hogares.

La visita a los siete templos se hará de manera virtual este año, detalló el párroco, dijo que ésta es una tradición que se celebra entre la noche del Jueves Santo hasta el mediodía del Viernes Santo, y la finalidad es visitar a Jesús sacramentado.

Asimismo, exhortó a los venezolanos a hacer de las familias una iglesia, “es ahí donde se aprende a amar a Dios”, dijo.

Detalló que una procesión “es la imagen del pueblo de Dios que peregrina hacia la vida eterna, y camina acompañada de Dios”.

Refirió además que, la joroba que denota el Nazareno es por el peso de la cruz que carga acuestas.

Recordó el párroco que en el siglo XVII, la peste del vómito negro se expandió por el mundo, y la gente junto a la Iglesia decidió sacar al Nazareno de San Pablo en procesión, pidiendo por la cura de los enfermos y el fin de la pandemia.

De igual forma, señaló el padre que el prócer José Antonio Páez, por devoción, mandó a hacer una copia del Nazareno de San Pablo y lo destinó a Achaguas, estado Apure, por ello se hizo famoso el Nazareno de Achaguas.