Entre radicalizaciones y flexibilizaciones, falta de gasolina, ida de Directv, sanciones a los funcionarios de Maduro, comunicados de Guaidó y un CNE a dedo, la emergencia ante la COVID-19 continúa y se extiende junto a la incertidumbre 

Ayer lunes 29 de junio se cumplió el primer día de la radicalización en el estado Miranda, el Distrito Capital y otros estados por el rebrote y aumento de los casos de la COVID-19, cuando en marzo el gobierno de Maduro aseguraba tener todo bajo control, hoy entrando a julio, la realidad nos dice otra cosa. 

A nivel global, cabe destacar que la OMS aseguró el día de ayer que el fin de la pandemia no está ni cerca de su fin.

Conversamos con algunas personas en la calle del municipio Baruta y las respuestas eran las mismas: “La gente no respeta normas, creen que esta vaina es un juego, pero no, está vaina mata sino nos cuidamos”. 

“Hermano aquí no se sabe nada, se habla mal de Guaidó, no quieren a Maduro pero al final todos nos están jodiendo. Yo solo me pregunto ¿Hasta cuando este coronaverga?”, afirmó Emilio Lugo a Contrapunto

“Le guste a quien le guste aquí quien manda es Maduro, y si tiene que ver con la pregunta, esta radicalización hay que cumplirla radicalmente (risas). No nos matan las sanciones, tampoco nos va a matar el coronavirus, pero hay que ser prudentes y disciplinados”, declaró Emilia Ramírez desde las calles del pueblo de Baruta. 

Fotos: Arnaldo Fernández

En otros caso llegaban los reportes de otros municipios que veían restringida su movilidad: “Hermano hacia El Paraíso no hay paso, solo personal de salud y residentes de la zona”, informó un colega periodista que prefirió no ser identificado. 

“La única solución es quedarse en casa, hoy busqué salir y echar gasolina, no pude, se quedará ese carro allí parado hasta que sea necesario”, afirmó en conversación vía WhatsApp un trabajador de la plomeria que no quiso dar su nombre. 

La incertidumbre crece al mismo ritmo que los casos, a la población sólo le resta quedarse en casa y recordar que esto es un problema serio en donde nosotros debemos ser la solución y no el problema.