En la Fuerza Armada hay un gran descontento, enfatizó el dirigente opositor, quien justificó el alzamiento del 30 de abril. Insistió en que no busca un enfrentamiento entre los uniformados, sino que garanticen la gobernabilidad en un gobierno de transición

El dirigente opositor Juan Guaidó convocó a la población a marchar este sábado hasta las sedes militares con la finalidad de entregar una proclama a la Fuerza Armada, a fin de invitarla a que se incorpore a un gobierno de transición una vez que el mandatario Nicolás Maduro salga del poder.

También afirmó que mantiene el contacto y las conversaciones con militares de todos los niveles, pero sentenció que no puede dar más información porque el país está en dictadura y no expondrá a los funcionarios a ser perseguidos.

En declaraciones desde la sede del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) en Caracas, Guaidó insistió en que la protesta de este sábado no debe ser violenta e instó a dialogar con los funcionarios de los piquetes policiales y militares.

El presidente de la Asamblea Nacional, reconocido como presidente encargado por más de 50 países, reiteró su exhortación para que los militares se pongan, no del lado de Guaidó, sino del lado de la Constitución.

Aseguró que hay un gran descontento en la Fuerza Armada y remarcó que no está llamando a un enfrentamiento entre militares. En su opinión, el alzamiento del 30 de abril tardó mucho en ocurrir.

Guaidó aseguró que solo el 1 de mayo hubo 97 concentraciones contra Maduro. “Salieron todos los venezolanos a manifestarse contundentemente”, subrayó, y no solo para reclamar un mejor salario.

El parlamentario sostuvo que la mejor convención colectiva “es Venezuela” y su recuperación.

Por otra parte, confirmó que están trabajando en la organización de una huelga nacional, con los empleados públicos como protagonistas fundamentales.