Dos hipótesis se barajan, a falta de información oficial: el exceso de consumo eléctrico y la renuncia de trabajadores, señala la organización Familia Metro

El anuncio del cierre de 10 estaciones del Metro de Caracas tomó por sorpresa a los usuarios del sistema, pero no a los dirigentes de Familia Metro.

Formada por trabajadores del subterráneo, la organización ha denunciado la depauperacion del otrora sistema orgullo de los caraqueños.

La primera versión que circuló -según el portal web Punto de Corte- atribuía la medida al elevado consumo eléctrico, que habría causado, incluso, apagones en zonas de la capital. Según esta hipótesis, Corpoelec habría solicitado al Metro tomar medidas para reducir el uso de energía. No queda claro, de ser cierto, con base en qué criterio se decidió cuáles abren y cuáles cierran.

Familia Metro asevera que esta puede ser la razón. Pero plantea otra posibilidad. Alberto Vivas, vicepresidente del movimiento, afirma que el problema es la falta de personal, porque ha habido renuncias masivas en áreas como operación de trenes y

Es la ausencia de trabajadores la que habría llevado a cerrar estaciones enteras, expone.

Incluso, se llegaría a la decisión de tres estaciones que bajarían la santamaría por tiempo indefinido: dos de ellas son Sabana Grande y Los Cortijos.

Por varias razones hay menos trenes circulando en el sistema, sostuvo. Hay menos, incluso, que si se tratara de un fin de semana, cuando las operaciones se recortan por la reducción en el número de pasajeros.

El gerente de relaciones públicas del Metro de Caracas, Gustavo Díaz, dijo al portal web Efecto Cocuyo que se trata de un plan de desinfección para prevenir la COVID-19.