En el nivel dos del Hotel Anauco Suites al menos 20 oficinas fueron tomadas por la fuerza y convertidas en viviendas improvisadas por parte de colectivos, aseguraron vecinos

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente Norte Caracas, denunció que invasores han tomado cientos de espacios del complejo urbanístico Parque Central. “Por ejemplo en el conocido Hotel Anauco Suites colectivos tomaron a la fuerza durante los últimos meses unas 20 oficinas, convirtiéndolas posteriormente en viviendas, ante las exigencias de desalojo por parte de los dueños ellos se niegan amparándose en un supuesto consejo comunal y que cuentan con el respaldo del PSUV”, indicó.

Rojas recalcó que estos no son casos aislados, sino un modus operandi común en los espacios de Parque Central, donde aprovechando la pandemia muchas de las oficinas se encontraban vacías, los invasores forzaron las cerraduras y se instalaron a vivir allí, con mujeres y niños como escudos. “En muchas ocasiones la presión de propietarios y vecinos ha logrado algunos desalojos, pero esta situación se ha convertido en un virus dentro de todo el complejo urbanístico, generando destrucción de las instalaciones y, más aún, focos de inseguridad”.

En el nivel dos del Hotel Anauco Suites al menos 20 oficinas fueron tomadas por la fuerza y convertidas en viviendas improvisadas por parte de colectivos, reportaron activistas vecinales. También denunciaron presunta extorsión hacia propietarios por parte de invasores en Caracas, hasta el punto de exigir hasta 7 mil dólares para desalojar un apartamento.

El luchador social señaló que, ante esta oleada de invasiones, las autoridades como Corpocapital (administra Parque Central) o el mismo Ministerio Público no se han pronunciado, lo que crea un clima de anarquía e impunidad.

Concluyó declarando que no solo es Parque Central donde hay tomistas que han decidido quedarse con propiedades. “Vemos un caso donde la propietaria de un apartamento en las residencias Larsi, esquina Desamparados (la Candelaria), tiene su apartamento invadido desde 2019 y la persona que lo tomó le pide 7 mil dólares para devolvérselo; ha denunciado en todos lados y nadie la escucha”.

Coromoto Jiménez, propietaria de una oficina invadida en el Hotel Anauco Suites de Parque Central, acusó a un inquilino de tomar por la fuerza todo el nivel dos de oficina del reconocido hotel, colocar una reja y convertir los locales en viviendas. “Ya los dueños ni siquiera tenemos acceso al pasillo donde están nuestros inmuebles porque colocaron una reja, ese es un sitio comercial no residencial pero igual los invasores tienen mujeres y niños en condiciones inhumanas allí. He reclamado a Corpocapital y no hay ningún tipo de respuesta”, afirmó.

Yajaira Acosta, dueña del apartamento en las Residencias Larsi, contó que dos hombres decidieron quedarse con su casa. Luego de que en 2018 se le muriera un familiar, estos vecinos le dijeron para cuidarle su casa un tiempo, pero aprovecharon para tomarla a la fuerza y subarrendaron los cuarto en dólares. “Yo he denunciado en todas partes y no he recibido una respuesta contundente para la restitución de mi  derecho a la propiedad, el invasor llegó a decirme que si le doy 7 mil dólares me devuelve  mi casa. Esto es una extorsión y tiene pena de cárcel”.

Asley Meyer, dueña de dos edificaciones en el callejón La Brisas parroquia San José, contó cómo la propiedad de su familia se encuentra invadida desde 2012 por unas 15 familias, las cuales sin ningún tipo de contrato tomaron a la fuerza las edificaciones. “Mis hermanos y yo estamos desesperados, vemos la casa donde nos criamos desmoronarse al ser tomada por más de 60 personas. En ningún momento ellos tuvieron contrato con nosotros, se fueron metiendo aprovechando que el inmueble se encontraba desocupado”, sentenció.

Como sabe la ciudadanía, se ha hecho común que “invasores”, apoyados no se sabe por quiénes, hayan tomado edificaciones completas y sus locales, apartamentos y apropiarse de lo que en ellos encuentran, a lo cual les ha sido imposible a las autoridades darle un “parao”.