Ofrecer ayuda para cargar bolsas o pedir una dirección son algunos procedimientos empleados, reportan víctimas

En el contexto de cuarentena y de epidemia, la delincuencia está utilizando dos estrategias en algunas zonas de Caracas.

Uno de los modus operandi es acercarse a la potencial víctima a solicitarle una dirección. El otro, ofrecer llevar las bolsas o algún paquete.

Estos son casos verdaderos, registrados en sectores de la capital:

-Un señor bien arreglado se acercó a una señora a preguntar por una dirección. La señora solo recuerda que se vio a sí misma cerca de la iglesia y que se preguntó qué hacía allí. El sujeto dijo que se había ganado una lotería, pero no la podía cobrar, y le propuso que ella le diera el dinero y él le daba el tique. La señora explicó que debía ir a su casa, y así logró escapar y evitar un problema mayor.

-Una señora iba hacia su casa cargada con bolsas de mercado. Un hombre se le acercó y le dijo que la ayudaba, que él era el esposo de una amiga. La señora aceptó la ayuda y, al llegar a su casa, el sujeto le quitó el teléfono y una computadora.

En abril pasado, el sociólogo Luis Cedeño, director de la organización Paz Activa, afirmó que las actividades criminales se adaptarían a la cuarentena.