Cuando se camina por el bulevar de Sabana muchas cosas se pueden encontrar, pero uno de las cosas que más llama la atención son las medidas de bioseguridad

Si lo comparamos con el volumen de gente que hace dos meses transitaba por el bulevar de Sabana Grande, hoy se siente una multitud que camina azarosa buscando qué comprar o qué ver para las celebraciones del fin de año.

La pandemia marca la vida de los caraqueños y el distanciamiento físico es casi imposible en la calle, aunque dentro de los establecimientos pareciera cumplirse en alguna medida con la disposición del 40% de ocupación.

La gente porta el tapabocas pero no siempre de la mejor de manera.

En el bulevar hay mucha presencia policial, en las inmediaciones del Metro de Sabana Grande hay una sillas donde a diario se le imparte “charlas para concientizar” a la gente sobre la pandemia.

“Diariamente traemos entre 400 a 600 personas a darle la charla”, nos cuenta un funcionario que amablemente aceptó a conversar con Contrapunto.com. Al preguntarle por los eventos como robos y atracos nos comenta que han sido controlados y que no han recibido denuncias.

“Eso no significa que no haya sucedido, pero se han minimizado a tal punto que no son un problema que nos hayan reportado los ciudadanos. Ni consumidores ni comerciantes”.

Los funcionarios policiales están diseminados por todo el sector y en las inmediaciones de la denominada avenida 3 de Las Delicias uno de ellos, megáfono en mano le recuerda a los transeúntes que no llevan el tapaboca que lo usen.

A las personas que ve sin la mascarilla le dice directamente que se lo pongan y a los que no lo portan los llaman, y detienen su marcha. Les preguntan el por qué no usan el tapabocas y luego de una pequeña charla le suministran el artículo.

Este recorrido lo hace Contrapunto.com en horas del mediodía y uno de los funcionarios nos indica que a esa hora han entregado alrededor de 400 tapabocas.

Allí nos conseguimos con el Director de la Policía de Caracas, Robinson Navarro, quien nos comenta que han decidido desplegar operativos amplios para tratar de hacer cumplir las medidas de bioseguridad “para proteger a la gente y al país. Hay que velar por la medidas que pueden frenar la expansión de la pandemia y en eso estamos, repartiendo tapabocas, haciendo cumplir el distanciamiento físico y evitando las actividades que no están permitidas”.

Nos contó que en un día pueden repartirse cerca de 3.000 tapabocas, han suspendido hasta 58 fiestas no autorizadas, decomisado bebidas alcohólicas, en función de mantener las precauciones vinculadas con la pandemia.

Organizaciones sociales que activan en la zona también se suman a la campaña por el uso del tapaboca y observamos como una dama megáfono en mano también vocea.

¿Quiénes son esos? Preguntamos a unos comerciantes que estaban en el área de Chacaíto: “Son los colectivos, decían unos. “Son unos compañeros del partido”, dijeron otros.

Así pues, trasncurren los días en uno de los bulevares más transitados de Caracas en tiempos de navidad y pandemia.