En un comunicado aseguró que “Venezuela denuncia el incumplimiento flagrante de las disposiciones fundamentales de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas por parte del Reino de España”

El Gobierno venezolano denunció este domingo 24 de octubre, que España violó la Convención de Viena, que rige las relaciones diplomáticas, al permitir la salida del país del líder opositor Leopoldo López, quien se encontraba en la residencia del embajador español en Caracas desde abril de 2019, tras abandonar su arresto domiciliario.

“Venezuela denuncia el incumplimiento flagrante de las disposiciones fundamentales de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas por parte del Reino de España”, recoge el comunicado de la Cancillería en nombre del Ejecutivo. Señala que hubo “una inédita y continua violación” de dicha convención, que “se remonta, al menos, al año 2017 y ha sido protagonizada en territorio venezolano directamente por el embajador español”, Jesús Silva.

El Gobierno venezolano recuerda que Silva fue expulsado el 25 de enero de 2018, “como consecuencia de reiteradas intromisiones en asuntos internos” y, posteriormente, “se acordó con las autoridades españolas su regreso en abril de ese mismo año, bajo un renovado compromiso de respeto a las leyes venezolanas e internacionales”.

“Muy por el contrario, la práctica diplomática sesgada del representante español se hizo aún más notable, al punto de cobijar bajo una figura inexistente y antijurídica, en la propia residencia de España, a un prófugo condenado por la Justicia venezolana”, añade el comunicado.