El dirigente oficialista Diosdado Cabello se mostró escandalizado por lo que calificó como represión desmedida de las protestas en Estados Unidos y se sumó “a esa petición de justicia en Estados Unidos” por la muerte de George Floyd.

“Imagínense que Nicolás hubiese dicho que iba a acabar con las manifestaciones a plomo” en Caracas, aseveró.

Hay “manifestaciones por todos lados” y hay “una desmedida represión ordenada a los más altos niveles” con “amenazas de sacar al ejército”.

Criticó el Estado estadounidense, que a su juicio fomenta la exclusión. Es “un sistema terrible”, insistió durante su programa Con el mazo dando.

“Allá no hay CLAP”, afirmó.