El comunicado que tuvo esta reacción se basa en que el gobierno de Nicolás Maduro rechazó las acusaciones contra el expresidente de El Salvador Salvador Sánchez Cerén

Este domingo el canciller de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza y el presidente de El Salvador, Nayib Bukele tuvieron una discusión en la red social Twitter, luego de que el mandatario salvadoreño reaccionorá a un comunicado emitido desde la Cancillería de Maduro, en el que rechazaban “la persecución judicial” por parte de las autoridades de El Salvador en contra del expresidente de ese país Salvador Sánchez.

Minutos después de la publicación del comunicado de la Cancillería de Maduro, Bukele dijo: “¿Y ustedes no tienen nada mejor que hacer? Como por ejemplo, ¿Qué un aguacate cueste 3.7 millones de bolívares?“. A los minutos el tweet de la cancillería de Maduro fue borrado por un error ortográfico, pues escribieron “persecusión” con s.

Esto ocasionó que el canciller Arreaza publicará un mensaje donde dijo: la soberbia, el ego y la arrogancia lo llevan por la ruta del Titanic.

Casi de inmediato el jefe de Estado de El Salvador respondió: ¿Lo dice por experiencia?

El comunicado que tuvo esta reacción se basa en que el gobierno de Nicolás Maduro rechazó las acusaciones contra el expresidente de El Salvador Salvador Sánchez Cerén (2014-2019) y otros nueve exfuncionarios por presunta corrupción, calificándolo de “persecución judicial”.

“A todas luces, estamos ante un nuevo caso de lawfare, estrategia utilizada en años recientes por los grupos conservadores en el poder para intentar desmovilizar la organización y resistencia de los pueblos contra el neoliberalismo y demás formas de dominación”, dijo el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en un comunicado publicado en Twitter.

El canciller aseguró que Sánchez Cerén y los nueve exfuncionarios son “víctimas de una persecución judicial sin precedentes, emprendida por la Fiscalía General de ese país”

Arreaza señaló que el presidente Nicolás Maduro también expresó su apoyo al exmandatario salvadoreño, “uno de los más relevantes dirigentes en la historia política de la nación salvadoreña, miembro de la vanguardia revolucionaria del FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional) y luchador incansable por la paz y demandas populares de justicia social durante décadas”.