El paso peatonal no ha sido normalizado, salvo por razones de salud y para los estudiantes, subrayó este martes el alcalde del municipio Ureña, Jhon Carrillo

El tránsito de mercancía en la frontera colombo-venezolana se normalizará en una o dos semanas, calculó el alcalde del municipio Ureña, Jhon Carrillo.

El cierre de la frontera obligó a los transportistas y comerciantes a mudar las operaciones al estado Zulia (Paraguachón).

Recordó que el paso peatonal no ha sido normalizado, salvo por razones de salud y para los estudiantes.

El retiro de los contenedores se concretó este lunes en el puente Simón Bolívar, y debe hacerse lo propio en el puente Santander (que comunica Ureña con Cúcuta).

Destacó que entre ambos países hay “una reciprocidad comercial” que se vio diezmada por el cierre fronterizo. Manifestó estar seguro de que habrá “un ambiente de tranquilidad, desde el punto de vista económico, para toda la zona”.

Carrillo explicó, en entrevista con Unión radio, que se mantienen puestos de vacunación en los municipios fronterizos del lado venezolano y también del lado venezolano. “En nuestro municipio tenemos casi 50% de la población vacunada”.