El pasado jueves Estados Unidos emitió una serie de autorizaciones a las sanciones vigentes que permiten ejecutar ciertas actividades para responder a la pandemia del COVID-19 y a su vez la UE enviará una misión técnica para evaluar si es posible desplegar otra de observación para las próximas elecciones

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó este martes ,que Venezuela está legitimada para impugnar un reglamento europeo que establece sanciones de la UE en su contra

La corte, con sede en Luxemburgo, anuló así la sentencia del Tribunal General que había declarado lo contrario y le devolvió el asunto para que se pronuncie sobre el fondo del recurso de anulación de sanciones presentado por Venezuela.

El presente dilema se refiere a un recurso de casación interpuesto por Venezuela el 28 de noviembre de 2019, contra la sentencia del Tribunal General, que desestimó un recurso presentado el 6 de febrero de 2018 por las autoridades de Caracas, en el que pedían la anulación de un reglamento adoptado el 13 de noviembre de 2017, por el Consejo de la UE de medidas restrictivas por la situación en el país.

Esto ocurre, luego de que el pasado jueves, Estados Unidos emitió una serie de autorizaciones a las sanciones vigentes que permiten ejecutar ciertas actividades para responder a la pandemia del COVID-19, incluso en lo relativo a países severamente sancionados como Irán, Siria y Venezuela, según el sitio web del Departamento del Tesoro.

En ese sentido, el departamento emitió tres licencias generales vinculadas con Siria, Venezuela e Irán, así como un cuestionario de preguntas frecuentes de las autorizaciones, según la reseña de la agencia Reuters.

Al día siguiente de esa medida, el mandatario Nicolás Maduro aseguró que quiere tener negociaciones con la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para levantar las sanciones aún vigentes y volver a lo que considera una relación normal.

El líder del chavismo afirmó que un acuerdo entre ambas partes pudiera causar que “se redujera la miseria en el país”, gracias a la inversión extranjera y la creación de nuevos empleos.

En una entrevista exclusiva para la agencia Bloomberg, Maduro explicó que sus administración tendría planeado normalizar sus relaciones con los miembros del G-7 para poder recuperar el acceso a los mercados internacionales de capital.

Ese mismo día, la oposición anunció que en los próximos días iniciará una gira internacional que estará encabezada por el exalcade de Baruta, Gerardo Blyde para buscar apoyo y presentar el Acuerdo de Salvación Nacional que tiene como propósito un inminente proceso de negociación con el Gobierno de Nicolás Maduro.

“Una delegación ha iniciado una gira internacional que comenzará en Washington para sostener reuniones de alto nivel con la Administración Joe Biden y senadores tanto demócratas como republicanos”, dice un comunicado de los opositores.

Venezuela como foco

El alto representante de la UE para la Política Exterior se entrevistó el pasado viernes en Antalya (Turquía) durante un foro internacional con el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

En ese sentido, conversaron sobre las condiciones para enviar una misión de observación electoral para las elecciones regionales y municipales de 21 de noviembre, a lo que alto representante afirmó que: “Es bueno y posible tener ojos sobre el terreno, tener la posibilidad de observar, porque en algunos casos en los que no hemos enviado una misión de observación, francamente creo que lo hemos lamentado”.

El resultado de esa conversación fue que este lunes Borrell anunció que enviará a Venezuela una misión técnica para evaluar si es posible desplegar otra de observación para las próximas elecciones locales y regionales de noviembre, tras apreciar una “posible apertura política” en el país.

“En Venezuela hay una posible apertura política”, indicó Borrell en una rueda de prensa al término de un Consejo de ministros de Exteriores de la UE.

“Voy a enviar una misión técnica de evaluación para ayudar a considerar si se cumplirían las condiciones para enviar una misión de observación a las elecciones en noviembre”, señaló. 

Además de eso, Arreaza, afirmó que una misión de observación electoral de la Unión Europea (UE) en las elecciones regionales y locales de noviembre próximo en el país andino sería “bienvenida”.

“El único cuerpo que puede reconocer o desconocer los resultados electorales en Venezuela es el pueblo venezolano. No dependemos de ninguna instancia exógena a Venezuela para hacer respetar la soberanía popular de los venezolanos”, señaló el ministro en una rueda de prensa conjunta con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

“Sin embargo, siempre hemos estado abiertos a observación, veeduría, al acompañamiento en los procesos electorales”, recalcó.