Jorge Arreaza, canciller de la administración de Nicolás Maduro, informó la entrega a la embajadora de la Unión Europea en Venezuela, Isabel Brilhante Pedroza, de una carta de “persona non grata”

Este miércoles, el diputado electo en 2015, Julio Borges rechazó que la administración de Nicolás de Maduro pretenda expulsar a la embajadora de la Unión Europea (UE) y cerrar sus oficinas en Venezuela.

“El cierre de las oficinas de la UE provocaría la suspensión inmediata de programas de ayuda humanitaria,lo cual afectaría a cientos de ciudadanos venezolanos que hoy sufren las consecuencias del Estado Fallido de Maduro”, denunció Borges en un mensaje divulgado a través de sus redes oficiales.

En ese sentido, advirtió que estas nuevas acciones solo “aislarán más a Maduro y recibirá un enérgico repudio del mundo libre”.

“La presión democrática internacional es una respuesta a la destrucción de las libertades en el país, al empeño de impedir elecciones libres. No cesará hasta tanto no se restablezca la democracia”, concluyó.

Por su parte, Jorge Arreaza, canciller de la administración de Nicolás Maduro, informó la entrega a la embajadora de la Unión Europea en Venezuela, Isabel Brilhante Pedroza, de una carta de “persona non grata” y le da un plazo de 72 horas para abandonar el territorio venezolano.

“Fue generoso el presidente Maduro, en permitir que las misiones diplomáticas de la Unión Europea permanecieran en el país, luego de que dejaran de reconocerlo”, dijo en una transmisión por Venezolana de Televisión.

En tal contexto, afirmó que ”Venezuela ha tenido una reunión con la embajadora de la Unión Europea Isabel Brilhante hasta hoy”