El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, aseveró que Venezuela es un botín de poderes extranjeros, ya que Maduro ha decidido internacionalizar el conflicto político venezolano de “manera peligrosa”

“La presencia de buques iraníes en el Caribe y anclados en puertos venezolanos, representan un poder extra-continental, es fuente de tensión y amenaza a la paz y la estabilidad región”, advirtió este lunes 15 de junio el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, quien denunció que Irán tiene un centro de operaciones en Venezuela para financiar grupos terroristas como Hezbollah.

Almagro detalló durante una entrevista al Semanario Hebrero Jai que la presencia de Irán en Venezuela le permite eludir sanciones y reiteró que la DEA y el Departamento de Justicia de Estados Unidos tienen evidencia sobre los vínculos de funcionarios de la dictadura con Irán y Hezbollah.

“Tareck El Aissami, por citar el más relevante, condujo una operación de venta de miles de pasaportes venezolanos en la embajada de dicho país en Damasco y los cuales terminaron en manos de Hezbollah”, añadió.

El secretario general advirtió que Venezuela es un botín de poderes extranjeros, ya que Maduro ha decidido internacionalizar el conflicto político venezolano de “manera peligrosa”.

Asimismo, indicó que “la realidad de las acciones de las autoridades del régimen vinculadas al crimen organizado, al narcotráfico, minería ilegal, contrabando y corrupción, hacen que no sea un régimen dispuesto a resolver esta situación políticamente ni a través del diálogo”.

Almagro recordó que ya van 12 procesos de diálogo. “Como todos los criminales, se van a entregar solamente cuando estén rodeados y bajo presión real”, puntualizó.