Saab fue arrestado el 12 de junio de 2020 cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla de Sal (el más importante de Cabo Verde), en respuesta a una petición de EEUU cursada a través de Interpol

El empresario colombiano Álex Saab, presunto testaferro del mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, cumple este sábado 12 de junio un año detenido en Cabo Verde (África) a solicitud de Estados Unidos, que le acusa de delitos de blanqueo de dinero y reclama su extradición.

El aniversario se cumple después de que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas (CDHNU) pidiera este martes a Cabo Verde, que “se abstenga de extraditar” al empresario “mientras su caso sea examinado por el Comité o hasta nuevo aviso”; e instara al país africano a permitir a Saab el acceso a “atención médica adecuada”.

El empresario, de 49 años, interpuso una denuncia ante ese organismo que alega “tortura y malos tratos” en el momento de su arresto, así como “condiciones inhumanas y degradantes de la detención debido a la falta de cuidados médicos”.

“Esperamos que Cabo Verde tome nota, cumpla el mandato del Comité y que la Corte Constitucional (caboverdiana) decida la improcedencia de la extradición de Álex Saab a Estados Unidos”, afirmó esta semana el exjuez español Baltasar Garzón, coordinador del equipo legal internacional del supuesto testaferro, en alusión al veredicto que ese alto tribunal debe emitir sobre la suerte del detenido.