Más de un año tuvo que pasar para que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, se retractará de las afirmaciones que realizó contra los migrantes y refugiados venezolanos que se encuentran en Colombia, a quienes responsabilizó del aumento de la inseguridad en el país

Claudia López, alcaldesa de Bogotá, se retractó este domingo 19 de diciembre de las declaraciones que realizó contra los migrantes venezolanos en Colombia y presentó excusas contra Carlos Fred Brender Ackerman, a quienes los responsabilizó del aumento de la inseguridad en el país.

El pronunciamiento de López surge luego de que la Corte Constitucional fallará en su contra por uno de sus pronunciamientos ante el Consejo Local de octubre de 2020, donde indicó que: “Yo no quiero estigmatizar a los venezolanos, pero hay unos inmigrantes metidos en criminalidad que nos están haciendo la vida cuadritos, (…) aquí el que venga a ganarse la vida decentemente, bienvenido, pero el que venga a delinquir debemos deportar sin contemplación”.

La orden de retractarse fue dada por la Sala Séptima de Revisión de Tutelas de la Corte Constitucional al estudiar un recurso de amparo interpuesto por venezolanos luego de que la mandataria dijera, en octubre de 2020, que había unos venezolanos que le estaban “haciendo la vida cuadritos” a la ciudadanía.

“Dicha expresión no fue generalizada sino particular”, dijo la alcaldesa López en redes sociales en las que añadió que sus “afirmaciones nunca pretendieron estigmatizar (…) a los más de 400.000 venezolanos que viven, trabajan y estudian de manera honrada” en Bogotá. Las afirmaciones las hizo López durante un consejo local de gobierno en la localidad de Kennedy, en donde también dijo que no pretendía estigmatizar a los migrantes venezolanos.

“Mis afirmaciones nunca pretendieron estigmatizar de ninguna manera generalizada a los más de 400 mil venezolanos  que viven, trabajan y estudian de manera honrada en nuestra ciudad”, escribió en su cuenta de Twitter la autoridad colombiana.

“No obstante, me retracto y presentó excusas públicas al ciudadano Carlos Fred Brender Ackerman y a los migrantes venezolanos que residen en Bogotá y que se hayan sentido agraviados con mi pronunciamiento realizado en el Consejo Local de Gobierno del 29 de octubre de 2020”, puntualizó la alcaldesa.