Denunciaron que en la entidad cobran hasta 3 dólares americanos por un litro de gasolina

Dario Graffe, activista del Observatorio de derechos humanos de FundaRedes por el estado Bolívar, denunció la complejidad que existe en esta entidad para adquirir combustible, en donde mafias de la zona tienen el control de la venta y distribución de la gasolina.

Graffe indicó que la red de defensores y activistas de FundaRedes en los estados fronterizos de Venezuela ha documentado y registrado la decadencia de los servicios públicos, en especial la dificultad para obtener el combustible, el cual es administrado por mafias organizadas y cuerpos de seguridad que cobran sobreprecios en moneda extranjera a los ciudadanos.

Graffe detalló que,” en el sur del estado Bolívar cobran hasta 3 dólares americanos por un litro de gasolina. “El sector productor se ve afectado y de manos caídas ante esta grave problemática, el combustible solo va a las minas donde están las procesadoras y recuperadoras de material aurífero”.

Del mismo modo, el activista de FundaRedes acotó que, debido a la continua deforestación del pulmón vegetal en el sur de Guayana por la explotación minera, las cuencas de agua dulce en esta zona se han visto afectadas por más de 10 años, con una grave contaminación pero además el servicio no llega por tubería a la población, que padece largos períodos sin suministro de agua potable.

Dijo que esta problemática no ha sido atendida por quienes ejercen el poder en la entidad, ni mucho menos se preocupan por dar respuestas positivas a las comunidades afectadas por la destrucción de los servicios que les corresponden como parte de sus derechos fundamentales.

“Toda esta situación agudiza la emergencia humanitaria compleja que vive el estado Bolívar y el resto del país, es por eso que desde FundaRedes seguiremos alzando la voz por las vulneraciones que se presentan a diario, y exigiendo al Estado venezolano que cumpla sus responsabilidades”, apuntó