Se entregarán alimentos y medicamentos tanto a venezolanos en Colombia como a otras poblaciones colombianas vulnerables

Los Gobiernos de Colombia y Estados Unidos, así como el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, decidieron empezar a distribuir entre los venezolanos que viven en el país vecino alimentos y medicamentos almacenados en la ciudad de Cúcuta y cuyo ingreso a Venezuela no se logró el pasado 23 de febrero.

A través de un comunicado, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) de la nación neogranadina indicó que “Se hará la distribución de los alimentos en Colombia a venezolanos que han huido de la crisis humanitaria en su país, así como a otras poblaciones colombianas vulnerables”.

La entrega de alimentos se realiza “en puntos donde se han identificado necesidades críticas de alimentos y nutrición que no han sido atendidas”, explicó el organismo.

Agrega la información que “se han buscado nuevas estrategias para que la ayuda humanitaria, que ha sido previamente almacenada en Colombia, pueda llegar a las poblaciones que la necesitan”.

Foto: Archivo/EFE

El primer intento de llevar a Venezuela ayuda humanitaria desde Colombia el 23 de febrero de 2019 terminó en violentos enfrentamientos que dejaron al menos 285 heridos.

Ese día, la multitud que trató de abrir paso a los vehículos se encontró con la oposición de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana del lado venezolano, lo que degeneró en enfrentamientos en el puente internacional Simón Bolívar.

También, en el puente Francisco de Paula Santander fueron quemados dos camiones cargados con ayuda humanitaria en el lado venezolano de la frontera, lo que obligó al Gobierno colombiano a ordenar el regreso de los vehículos al centro de acopio.

Foto: Archivo/EFE

Sin embargo, el Gobierno de Estados Unidos asegura que sigue movilizando otros suministros, entre ellos kits para atender emergencias médicas.

El cable de la agencia española EFE termina aseverando que las autoridades colombianas mantienen el compromiso de acopiar los suministros que se encuentran en Cúcuta hasta que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y la comunidad internacional puedan entregarlos de manera segura en Venezuela.