La Fundación “Corazón de Azúcar, a cargo de Fabio González, benefició a más de 100 niños con juguetes y calzado, mientras que otras 150 familias recibieron productos de la cesta básica

Para cerrar el mes del niño, la Fundación Corazón de Azúcar, realizó este domingo una jornada social, recreativa y deportiva con más de 100 niños del sector La Acequia, barrio Las Clavellinas, en Carapita, ciudad capital.

Fabio González, presidente de la fundación, mantiene como lema: asistir a las familias más humildes de la comunidad, con la entrega de una bolsa de comida, priorizar sus necesidades y garantizar a futuro, una asistencia directa, gracias a su programa social, que se extiende en todo el territorio nacional.

La Fundación Corazón de Azúcar lleva diez años de trayectoria. Sus fundadores e integrantes, fueron residentes del barrio Las Clavellinas.

Actividades como éstas, se desarrollan en todos los estados del país, y en comunidades más vulnerables.

Miguel Hernández, promotor social de la fundación , indicó que la intención es promover una vida sana, rescatar los valores e incentivar a los niños al deporte, por eso el donativo de balones de diferentes disciplinas.

“Se trata de un trabajo articulado: comunidad , consejos comunales y organizaciones que nacen en los propios sectores. Sin ellos, el trabajo no sería posible”, sostuvo.

Y agregó: “La idea es seguir en los barrios, en cada sector popular , porque es allí donde se encuentra el talento, esos niños que van creciendo y que son la generación relevo que debemos atender, lejos de la violencia y los ejemplos de criminalidad que se han registrado en otros sectores”, acotó Hernández.

Los más de 100 niños disfrutaron el cierre del mes dedicado a ellos, con actividades recreativas.

Por su parte, Manuel Avendaño, residente del sector, indicó que “es posible hacer trabajos comunitarios que incentiven al progreso, a vivir una realidad de la que se registra en las noticias. Ellos saben los que pasa en otros sectores, porque son noticias que corren por todas las redes. La gente comenta, y antes de que la violencia entre en nuestras comunidades, nuestro trabajo es cambiar esa realidad con actividades lúdicas, recreativas, que integren a la comunidad. No todo en el barrio es malo”, sostuvo.

Diana Cabrera, es una madre soltera con ocho hijos. Fue beneficiada con calzados para sus niños, todos menores de 11 años de edad.

Al ser atendida por representantes de la Fundación Corazón de Azúcar dijo: “Agradezco a Fabio González y toda su organización, nacida en los rincones de este barrio. Quienes la lideran, fueron muchachos que crecieron aquí , y desean un mejor futuro para esta generación de muchachitos. En medio de la pandemina por Covid_ 19 , no hay quehaceres para los niños y es necesario que se integren a otras actividades , para su futuro”, puntualizó.

En la actividad estuvo presente el viceministro de masificación deportiva José Luis Tovar, quien destacó que “solo la atención en las comunidades, se da con la integración real de las comunidades”.