Dijo “los revolucionarios no andamos con lloradera”

“Yo no voy a saltar la talanquera, olvídense de eso”, sentenció Elías Jaua luego de ser excluido como precandidato para los comicios del venidero 21Nov, según decisión de la directiva del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Y agregó “en mi caso obtuve la más alta postulación, luego el partido decidió que en este momento no debía ser candidato a la gobernación, y eso es una facultad establecida en el reglamento y yo la acaté. Fue una conversación de mucha madurez política, en mí no van a encontrar actitudes de ruptura por un cargo”.

A su juicio, en el proceso electoral del 8 de agosto debe producirse un voto de “dignidad chavista frente al amedrentamiento que algunos sectores le hacen a la militancia. Los revolucionarios no andamos con lloraderas, vamos a la batalla del 8 de agosto con las condiciones que sean. Si hay una participación masiva de la militancia, vamos a ver que son las bases quienes van a elegir los candidatos”, sostuvo.

Jaua manifestó su apoyo a la precandidata a la Gobernación de Miranda por el PSUV, Aurora Morales. “Con Aurora Morales me une una relación política, humana. Fuimos fundadores del Movimiento V República en Miranda. Yo voy a votar por ella, es mi derecho. Es la garantía de la unidad del partido en el Estado.”

Asimismo insistió en que dentro del chavismo, “hace falta conversar, explicar, trasparentar por qué se han tomado algunas decisiones. También mucha humildad para reencontrarnos para recuperar el país.”

“Tenemos que hacer el esfuerzo necesario para construir una unidad programática que nos permita como revolucionarios lograr superar esta compleja situación que atraviesa el pueblo venezolano,” agregó.

”Estamos ante el flagelo de la pobreza, la dificultad al acceso a la comida.”

El dirigente chavista asumió la compleja situación que viven los venezolanos y reconoció que, “con 3$ no se puede hacer mercado. El costo de esta confrontación ha sido muy alto, es hora de que nosotros los dirigentes políticos, de cualquier signo o tendencia, pongamos como prioridad el bienestar de la familia venezolana.”

“Para que Venezuela avance hacia una estabilización política, pasa por la necesidad de un reencuentro, una amnistía general, pero acompañado de un compromiso de no reincidir en los hechos de violencia,” agregó Jaua.