Guevara resaltó que todo el sistema judicial, tanto para casos civiles como penales, se vio afectado gracias a la paralización por los efectos del coronavirus

El coordinador del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Luis Manuel Guevara, explicó que el sistema judicial del país estuvo paralizado más del 90%, pese a que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) estableció en sus resoluciones que estaban 100% activos.

“En cuanto a la Fiscalía del Ministerio Público, ajustaron un horario especial a la semana, lunes, miércoles y viernes de 8:00 am a 11:00 am, a veces cuando era semana flexible hasta la 1:00 pm. Lo que no se paralizó fue la Fiscalía que siempre estuvo de guardia para casos de personas detenidas por primera vez”, agregó.

Asimismo, afirmó que el máximo tribunal emitió ocho resoluciones “donde decía que el sistema de justicia no se iba a paralizar, pero en la realidad es otra cosa. Solamente se hacían audiencias de presentación si la persona salía en libertad, pero si la persona quedaba presa, pasaba a engrosar la lista de retardo procesal a nivel nacional”.

También, Guevara alertó sobre colapso del sistema de justicia por falta de personal. “Hay muy poco personal porque muchos de los que trabajan dentro del sistema de justicia se han autoexcluido, se han ido del país, han buscado otras formas de vida”.

Sostuvo que “hay muchas más personas que están esperando meses por una audiencia preliminar, que no se les garantiza 100% porque se inventaron una figura denominada plan de descongestionamiento judicial, que no es más que un paredón de fusilamiento, donde la persona para poder optar a un beneficio de libertad, siempre y cuando las condiciones estén dadas según el delito que haya cometido. Si la pena no supera los 5 años de prisión, con una admisión de hechos, así sea inocente puede tener la libertad”.