El dirigente Freddy Valera señaló que la administración de Nicolás Maduro “dejó en estado de desidia a las empresas de la región de Guayana, y en la quiebra”.

“El corazón de Guayana eran sus industrias, trabajo y progreso para sus ciudadanos”, aseguró Valera, denunciando el estado deplorable en el que se encuentra el sector.

El parlamentario aseguró que “las empresas básicas en la región se convirtieron en galpones de chatarra” y desesperanza para las familias venezolanas que sobrevivían a raíz del trabajo que originaban.

“Trabajadores con sueldos de hambre, sin beneficios, sin transporte y padeciendo la crisis”, sentenció.

Valera responsabilizó al “régimen” de Nicolás Maduro y el “socialismo del siglo XXI” por el quiebre de una región que en años pasados había significado una gran fuente de trabajo y progreso para el sureste del país.