Así se vivió el primer día de la desescalada en el sector perteneciente al municipio Baruta

El centro comercial Plaza Las Américas al final del boulevard de El Cafetal, inaugurado en el año 1973, son en realidad dos centros comerciales que los vecinos conocen como él “Plaza Nuevo” y él “Plaza Viejo”, cada uno tiene su dinámica propia.

“El Viejo” siempre ha tenido más vida en la semana, aquí está el supermercado, los bancos, peluquerías, farmacias y notaría, además de muchos negocios pequeños atendidos por sus propios dueños. Por esto ha permanecido abierto con restricciones durante la cuarentena.

Hoy en el primer día de la desescalada anunciada por el gobierno nacional el cambio fue visible, muchos negocios abrieron sus puertas, como el caso de las peluquerías, tiendas de alimentos y restaurantes que ofrecían comida para llevar y también algunos no incluidos en las medidas de desescalada cuya condiciones esenciales venían de la necesidad de sus propietarios de generar ingresos que permitan su sustento.

El barbero

Alejandro un barbero que tiene más 20 años trabajando en Plaza las Américas mantuvo su barbería cerrada desde el 15 de marzo que comenzó la cuarentena, 76 días de cierre forzado. Este lunes fue el primer día que pudo atender a los clientes que se acercaban espontáneamente a su negocio.

Los años de trabajo en varias barberías antes de comenzar su negocio propio, siempre en el centro comercial, le permitieron crear una clientela fija y fiel así que en la puerta de su local dejó sus datos para que sus clientes pudieran localizarlo. Previa cita pudo atender algunos clientes en su negocio pero también trabajó haciendo domicilios. Cuando algún cliente solicitaba su servicio en casa otros vecinos se acercaban para que les cortara el cabello o les arreglara la barba.

“El Nuevo” con tiendas de ropa, una feria de comida y unos pocos bancos tiene más movimiento los fines de semana. Sin embargo no ha estado abierto durante la cuarentena y en el primer día de la desescalada fue igual.

Los bancos

Zaida sé acercó para realizar una diligencia en una de las dos oficinas de Banesco que hay en el plaza nuevo pero regresó a su casa sin lograr su cometido debido a que según le informo el personal de seguridad, la entidad bancaria había cerrado las dos oficinas que tenía en el centro comercial. En el Banco de Venezuela el resultado fue igual de frustrante tampoco pudo realizar la otra diligencia bancaria que tenía pendiente aunque en este caso el motivo fue el ya conocido “no hay línea”.

Sus diligencias bancarias quedaron en un limbo ya que con las restricciones de horario y número de cédula un cliente solo puede asistir al banco un solo día, Zaida no sabe cuándo podrá regresar al banco.

La Gasolina

Las dos bombas de gasolina que hay en el boulevard de El Cafetal amanecieron con gasolina, algo que no pasaba desde finales de marzo, las estaciones de servicio fueron surtidas ayer lo que animó algunos vecinos a hacer colas desde la madrugada.

En la bomba principal, como conocen los vecinos de la zona a la estación de servicio que se encuentra en el sector Santa Ana, se veía una larga cola que subía por la calle Santa Ana. La estación de servicio estaba custodiada por la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía de Baruta.

El avance era lento, aunque ordenado. La estación de servicio que es la más grande del sector, tenía 4 surtidores de gasolina activos pero solo un dispositivo de bíopago lo cual hacia que el acceso fuera muy lento.

El combustible era cobrado a la entrada de la estación con el dispositivo de bíopago que generaba un ticket que al ser presentado al operador del surtidor despachaba el combustible.

La otra estación de combustible en el boulevard es la de Caurimare frente al centro comercial del mismo nombre, la cola para llenar el tanque en esta estación de servicio se extendía por algo más de un kilómetro llegando hasta la entrada de Santa Paula.

Los usuarios, algunos solos y otros acompañados, esperaban en sus automóviles o se reunían en grupos para conversar tratando de hacer más llevadera la larga espera.

Cabe destacar que ambas estaciones de servicio del boulevard de El Cafetal funcionan bajo el esquema de subsidio.