El Departamento del Tesoro norteamericano señaló que la firma CEIEC fue incluida en la lista negra

La inclusión de la empresa en la lista negra habilita congelar todos los bienes que se encuentren en EEUU o bajo control de ciudadanos estadounidenses. Además, prohíbe a los norteamericanos a realizar transacciones con dicha firma, que cuenta con más de 200 subsidiarias alrededor del mundo.

Estados Unidos sancionó este lunes a la empresa estatal china CEIEC, acusándola de restringir el servicio de internet en Venezuela y de realizar vigilancia digital y operaciones cibernéticas contra oponentes políticos del gobierno de Nicolás Maduro.

El Departamento del Tesoro dijo en un comunicado que, CEIEC fue incluida en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) “por apoyar los esfuerzos de Maduro para socavar la democracia en Venezuela”.

Las autoridades detallaron que la empresa china proporcionó software, capacitación y experiencia técnica a las entidades gubernamentales de Venezuela, para luego ser utilizadas contra la ciudadanía venezolana. El principal apoyo técnico es brindado al proveedor estatal de telecomunicaciones Compañía Nacional de Teléfonos de Venezuela (CANTV), que controla el 70 por ciento del servicio de Internet en toda Venezuela

Los programas comercializados por CEIEC son una versión similar al “Gran Muro” digital aplicado en China, con el que Beijing mantiene una estricta censura sobre los contenidos de Internet y controla la información a la que acceden los ciudadanos, para evitar la difusión de datos y opiniones que no favorezcan al Partido Comunista.

Nicolás Maduro

“Los periódicos online independientes son frecuentemente bloqueados por CANTV. Adicionalmente, las transmisiones de los discursos del gobierno interino (de Juan Guaidó) son rutinariamente bloqueados”, explicó el Tesoro. 

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, indicó que miembros de la tolda roja, se apoyan en entidades como CEIEC para “avanzar su agenda autoritaria” y resaltó que Estados Unidos no dudará en apuntar contra cualquier individuo o firma que “suprima la voluntad democrática del pueblo venezolano y otros alrededor del mundo”.

La inclusión de la empresa en la lista negra habilita congelar todos los bienes que se encuentren en EEUU o bajo control de ciudadanos estadounidenses. Además, prohíbe a los norteamericanos a realizar transacciones con dicha firma, que cuenta con más de 200 subsidiarias alrededor del mundo.