El secretario general de la Alianza del Lápiz detalló que el colegio Fray Nicolás De Odena en Soledad, estado Anzoátegui; fue cuatro veces hurtado en octubre de 2020

Este jueves, el secretario general de la Alianza del Lápiz, Eric Ondarroa, afirmó que Venezuela conmemora el día mundial de la educación con centros educativos cerrados, hace más de un año,  para los estudiantes pero “abiertos para el hampa que los saquea”.

Al ahondar en la realidad del sistema educativo, el también directivo de la Fundación Arturo Uslar Pietri puso como ejemplo de esto el colegio Fray Nicolás Ordena de Soledad, estado Anzoátegui; que fue cuatro veces hurtado en octubre de 2020.

“El cóctel perverso conformado por el socialismo del Siglo XXI y la pandemia del COVID-19 sepultaron a la educación pública oficial venezolana y la realidad es que hoy no existen condiciones para regresar al aula de clases”, subrayó el portavoz del partido de la educación. 

Ondarroa además aseveró que, mientras el mundo prioriza a los educadores y que, pese a ser los maestros la reserva moral y muro de contención para que la generación de futuro no termine en bandas criminales, “no hay vocación que persista ganando menos de un centavo de dólar al día”. 

Planteando un escenario contrario a esta dramática realidad, el representante del Lápiz dijo que, en el país urge abocarse de la infraestructura escolar: “No hay agua, no hay luz, el PAE (Programa de Alimentación Escolar) no funciona y los maestros ganan salarios de hambre”, subrayó.