Hasta el momento no hay un pronunciamiento oficial de las autoridades u organismos de seguridad que confirmen estas acciones o si realmente fueron detenidos por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional

En la tarde de este viernes, La ONG Fundaredes denunció la detención de su director general, Javier Tarazona, quien fue la principal voz de denuncia del conflicto entre las Fuerzas Armadas y las disidencias de las FARC, que se desarrolló durante dos meses en una zona fronteriza, ante la falta de datos oficiales.

“Desde Fundaredes denunciamos la detención de nuestro director general Javier Tarazona, cuando acudió a la Fiscalía en Coro, estado Falcón, a denunciar que estaba siendo víctima de acoso y persecución por funcionarios de Polifalcón (Policía del estado Falcón), Sebin (Servicio de Inteligencia) y sujetos sin identificar”, escribió la ONG en Twitter.

Junto a Tarazona, también se encuentran detenidos los activistas Rafael Tarazona y Omar García, y el director del Comité Nacional de Familias Víctimas de las Desapariciones y Trata en las Costas de Venezuela, Yhonny Romero, quienes le “acompañaban en las actividades de formación que se desarrollaban en las comunidades”.

“Alertamos a la red nacional de defensores de DDHH, a la comunidad internacional, al Sistema Interamericano y Universal de derechos sobre este atropello y detención arbitraria que se comete contra nuestro director y el equipo de activistas en Falcón”, agregó Fundaredes, al exigir la liberación de sus compañeros.

Casi de inmediato la organización Amnistía Internacional (AI) exigió este viernes la liberación del director de la ONG venezolana Fundaredes, Javier Tarazona, quien fue el principal denunciante del conflicto en una zona fronteriza con Colombia entre las Fuerzas Armadas y las disidencias de las FARC.

La directora para las Américas de AI, Érika Guevara-Rosas, calificó el arresto como un “ataque” contra los defensores de derechos humanos en Venezuela, “que se suma a los 97 denunciados por la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas”. (ACNUR).

En sentido, Varias ONG venezolanas, como el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), Espacio Público, Foro Penal y Acceso a la Justicia, también exigieron la liberación inmediata de los activistas.

Acceso a la Justicia señaló que, los defensores de derechos humanos detenidos tienen una medida de protección emanada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

De acuerdo con la ONG Centro para los Defensores y la Justicia, los activistas fueron trasladados a la sede del Sebin en la localidad de Punto Fijo, en el occidental estado Falcón.

Tarazona se encontraba denunciando desde la noche del jueves, que estaba siendo víctima de “hostigamiento” por parte de sujetos no identificados.

Por su parte, en la noche del viernes, el activista venezolano Jhonny Romero, detenido junto al director de la ONG Fundaredes, Javier Tarazona, principal voz de denuncia del conflicto entre las Fuerzas Armadas y las disidencias de las FARC en una zona fronteriza, fue liberado este viernes, horas después de su arresto, informó la organización Provea.

Hasta el momento no hay un pronunciamiento oficial de las autoridades u organismos de seguridad que confirmen estas acciones o si realmente fueron detenidos por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.