“He venido a la CPI a traer nuevas evidencias sobre la tortura y la represión sistemática en Venezuela”, dijo la abogada defensora de los Derechos Humanos, Tamara Sujú, ante la Corte Penal Internacional

La construcción de una nueva cárcel para torturar fue denunciada este lunes 7 de octubre por la abogada defensora de los Derechos Humanos, Tamara Sujú, ante la Corte Penal Internacional (CPI).

A través de las redes sociales, Sujú indicó que su propósito en la CPI era “traer nuevas evidencias sobre la tortura y la represión sistemática en Venezuela”.

Asimismo, repudió la creación de “centros clandestinos de tortura” como la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Sorocoima, estado Miranda.

Sujú también se pronunció sobre la desaparición forzada de Hugo Marino Salas, buzo venezolano desaparecido desde el 20 de abril así como el caso del preso político Vasco Da Costa, retenido en la cárcel militar de Ramo Verde.