El 13 de mayo “me trasladaron junto con otros 56 presos políticos al infierno carcelario del Rodeo III en Guatire, donde todo es una violación a los derechos más esenciales del ser humano. Hoy, de 84 kilos apenas peso 60”, afirmó

En una carta difundida por el portal web Aporrea, el analista y columnista Javier Vivas Santana, detenido en el estado Nueva Esparta por la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) el pasado 25 de marzo y actualmente encarcelado en la prisión de El Rodeo, denuncia que sigue tras las rejas “por órdenes de arriba”.

“Mi esposa es testigo que el propio general y los oficiales del Dgcim en la isla de Margarita dijeron en su sede palabras más, palabras menos: “Profesor, nosotros sabemos que usted no es ningún delincuente y menos un criminal, pero su detención son órdenes de arriba”, aseguró.

“Fui trasladado vía marítima a Caracas a la sede del Dgcim Caracas donde estuve detenido desde el 28 de marzo hasta el 12 de mayo en dicha sede donde las “autoridades” se robaron hasta mi ropa y zapatos. Allí pasé los primeros 25 días en una celda de castigo, durmiendo solo el piso y en interior con un frio terrible y en total oscuridad. Los tres días iniciales de ese martirio no me dieron comida ni agua”, reportó.

El 13 de mayo “me trasladaron junto con otros 56 presos políticos al infierno carcelario del Rodeo III en Guatire, donde todo es una violación a los derechos más esenciales del ser humano. Hoy, de 84 kilos apenas peso 60”, afirmó.

Lea más: https://www.aporrea.org/ddhh/a292197.html