El Día de los Derechos Humanos se celebra cada 10 de diciembre, desde 1948, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH)

A propósito del Día Internacional de los Derechos Humanos, Simón Gómez Guaimara, coordinador de la ONG Defiende Venezuela, señaló, en entrevista para Contrapunto, que actualmente en el país hay una crisis multidimencional de los DDHH.

“Existe completo irrespeto de los DDHH, las personas no encuentran acceso a la justicia, por eso hay que acudir a instancias internacionales”, agregó.

Destacó que no toda la población participa de los asuntos públicos, “solo se escucha la voz de un sector, lo que impide que se garantice el respeto por los DDHH”.

Gómez indicó que los ataques contra la disidencia también engloba a los defensores de DDHH, “se les estigmatiza, se desprestigian y se les imponen restricciones para que puedan llevar a cabo su trabajo”, denunció.

Subrayó que las más comunes violaciones de DDHH en el país son la persecución y el silenciamiento de la disidencia. “El Estado calla a quien piensa distinto y es una política de Estado, tampoco hay garantías de un debido proceso”, manifestó.

Asimismo, dijo que la emergencia humanitaria compleja también forma parte de la violación de DDHH que sufre toda la población venezolana.

“Otro patrón de violación de DDHH que se viven en el país tiene que ver con el sometimiento de la sociedad, una política de control social, para mantener un aparente orden, que lo que genera un profundo desorden, que comenzó con las llamadas OLP (Operación de Liberación del Pueblo) en el año 2014, política que afecta a la población más vulnerable, especialmente a los jóvenes que viven en zonas populares”, explicó.

De igual forma, expresó que la práctica sistemática de torturas y desapariciones forzadas afectan los valores más profundos de toda sociedad, y representa un crimen de lesa humanidad.

A su juicio, para acabar con todos estos flagelos, “debemos, a largo plazo, tener una transformación de un régimen y conducirnos hacia el rescate de la democracia, la institucionalización y el Estado de Derecho; y a corto plazo, continuar denunciando las violaciones de DDHH”.

Foto: CNN en Español

En septiembre, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU adoptó dos resoluciones sobre Venezuela. La primera renovaba el mandato de la
Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, de investigar las violaciones de DDHH y pedía que se estableciera una presencia permanente de la Oficina en Venezuela. La segunda establecía una visita de investigación internacional sobre las ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes ocurridos desde 2014, a fin de garantizar la rendición de cuentas de los perpetradores y justicia para las víctimas.

Por su parte, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en su más reciente declaración, expresó su preocupación porque “de alguna manera se presionó a los venezolanos para que fueran a votar” en las elecciones parlamentarias celebradas el pasado domingo, 6 de diciembre.

Asimismo, el más reciente informe de la ONG Foro Penal Venezolano, señala que se registró un total de 356 presos políticos en Venezuela; de los cuales 330 son hombres y 26 mujeres. Entre ellos están 130 militares y 226 civiles.

Este 10 de diciembre, Alfredo Romero, director de esta ONG invita a la población a efectuar un pancartazo a favor de la liberación de presos políticos.

Violación al derecho de libertad de asociación, reunión y manifestación

Por otra parte, la ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social registró 16.739 manifestaciones durante el año, la mayoría relacionadas con los derechos económicos, sociales, culturales y medioambientales, especialmente con la negociación colectiva, la alimentación, la salud, el agua y otros servicios públicos.

Violación a la libertad de expresión y al derecho de estar informado

Por otra parte, varios portales informativos, fueron bloqueados entre enero y noviembre de este año. La organización local de DDHH Espacio Público registró 1.017 casos de violaciones del derecho a la libertad de expresión entre enero y noviembre de 2020.

Asimismo, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) registró 244 ataques contra la libertad de prensa, entre enero y junio, ataques que incluían censura, hostigamiento, agresiones físicas contra trabajadores, detenciones arbitrarias y robo de equipos.

Los casos más recientes de agresión ocurrieron el pasado domingo, 6 de diciembre, durante la cobertura de la prensa al proceso electoral que se llevó a cabo en el país.

Hasta octubre existían 193 personas detenidas por publicar opiniones o denuncias en las redes sociales o la prensa.