El sistema de salud “está decaído y desabastecido, con un equipo médico y de salud trabajando con las uñas”, denunció Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana

Este 10 de marzo es el Día del Médico en Venezuela y los profesionales dedicados a la Medicina en el país no tienen razones para celebrarlo, sino para conmemorarlo, como lo aclaró este jueves Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana.

Cerca de 40 mil médicos han migrado de Venezuela, estimó León Natera durante una rueda de prensa celebrada en la sede de la FMV. Quedan cerca de 60 mil registrados en la federación, y subsisten en condiciones muy precarias y con hospitales desabastecidos, como lo acotó.

En el país hay “un sistema de salud prácticamente inexistente”, denunció. “Si tuvieran algo de compasión con el pueblo de Venezuela pusieran a funcionar medianamente el sistema de salud, que está decaído y desabastecido, con un equipo médico y de salud trabajando con las uñas”. Tampoco hay un país saludable debido al alto costo de la vida y los bajos salarios. “Los derechos humanos y la seguridad social están por el piso”, y la ley de seguridad “la engavetaron”.

El dirigente gremial manifestó su solidaridad con el pueblo de Ucrania, y especialmente con el personal de salud, y abogó para que se termine una guerra “no tiene sentido”.