Un grupo de migrantes venezolanos retornados al país y confinados en el Hotel Plaza Mayor protestaron por las condiciones de la cuarentena.

A cacerolazo limpio rechazaron el encierro y exigieron respuestas, tal como se evidencia en el video difundido por el periodista Gabriel Bastidas. “Nos queremos ir”, gritaron.