La parlamentaria expresó que el Comité Internacional de Derechos Humanos quiere venir a Venezuela pero no se le ha permitido la entrada al país

La diputada de la Asamblea Nacional (AN), Delsa Solórzano, durante el balance del informe presentado por la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó que es importante darle seguimiento a las violaciones de los Derechos Humanos en el país.

Señaló que “el informe de Bachelet exige disolver las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), pero Maduro lo que hace es darle un espaldarazo”.

Aseveró tener la información de que el primer defensor público que tuvo la clarinetista Karen Palacios fue destituido. “Al resto de los presos los mantienen esposados todo el día en el comedor de la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim)”.

También indicó que “Gabriela Cuevas, presidente de la Unión Interparlamentaria, le mandó una comunicación a Nicolás Maduro para que cese el acoso al parlamento venezolano”.

Expresó que “hay un gran porcentaje de venezolanos que cocinan con leña, que no tienen luz. Es imposible para quienes están en la usurpación del gobierno ocultar la realidad del país”.

Solórzano denunció que el Comité Internacional de Derechos Humanos quiere venir desde 2002, pero se les ha negado la visita.

Por otra parte, ratificó la convocatoria efectuada por el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, a realizar una sesión desde la calle el próximo martes 23 de julio.

“El diputado Franklin Duarte es investigado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y es acosado por Freddy Bernal por denunciar la presencia de irregulares en territorio venezolano”, apuntó.

Asimismo aseveró que “el preso político Vasco Da Costa (miembro del Movimiento Nacionalista, quien se encuentra detenido desde el 16 de abril de 2018), tiene cáncer, tiene que estar en libertad, porque debe estar en tratamiento y recibir quimioterapia”