“El futuro de la ciudad de Jerusalén es la piedra angular de cualquier acuerdo de paz y en el pasado ha dado al traste con las negociaciones y ha sido el origen de una parte importante de las tensiones recurrentes entre israelíes y palestinos”, afirman en un comunicado

El denominado Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales (Covri) sugirió que Venezuela “no debe convertirse en un activista radical de la causa israelí”, sino que al contrario debe asumir una política ecuánime, imparcial y conciliadora ante el conflicto.

Esto en respuesta a la conformación de un grupo de 29 diputados, que se declara a favor de Israel en la Asamblea Nacional.

Dichos parlamentarios se muestran de acuerdo con abrir la embajada venezolana en Jerusalén, cuando se restablezcan las relaciones con Israel, relaciones que se mantienen rotas desde 2009 e intentan impulsar esta decisión en el cuerpo legislativo que encabeza Juan Guaidó.