De aumentar los casos de COVID-19 en el país, se pueden eliminar hasta los protocolos de despedida de los difuntos, informó Joel Urribarri, director de la Cámara Nacional de Empresas Funerarias.

Urribarri detalló que, de momento no hay cambios en las pautas para los velorios, incineraciones y cremaciones a pesar del aumento de casos de COVID-19.

En entrevista con Unión Radio, reiteró que si la persona muere por COVID-19 no debe haber velorios, sino que el cuerpo va directo a la cremación o a la inhumación.

Están prohibidas velaciones en domicilio; solo se permite el resguardo de cuerpos en salas funerarias, solo se permiten 10 personas por velorio, detalló.