“Las variantes andina y británica del SARS-CoV-2 tienen una transmisibilidad potencialmente alta”, precisó la ministra de Ciencia y Tecnología de Venezuela, Gabriela Jiménez, quien detalló que “de la variante andina, la evidencia científica en Perú indica que esta mutación supera y desplaza a las variantes dominantes que estaban en circulación”

La ministra de Ciencia y Tecnología de Venezuela, Gabriela Jiménez, confirmó este domingo que en los estados Zulia y Trujillo se ha detectado la variante andina de la covid-19, y en Apure, la cepa británica del nuevo coronavirus.

Horas antes de que Jiménez precisara las zonas afectadas, el presidente Nicolás Maduro ya advirtió de la llegada de las nuevas variantes al país caribeño, a través de personas procedentes de Colombia.

La ministra explicó, a través de Twitter, que científicos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) confirmaron la presencia de dos nuevas variantes del SARS-CoV-2 en el país, bajo las denominaciones C.37, para la andina, y B.1.1.7, para la británica.

Según la funcionaria, las mutaciones “ocurren de manera espontánea en estos patógenos, y forman parte de su estrategia evolutiva (…) en el genoma de los organismos”.

“Se traducen en cambios en uno o más aminoácidos de una proteína. Alteran la función o las características de la proteína y, en los virus, se traducen en alteraciones de las propiedades de estos sobre infección y dispersión”, explicó.

Indicó que “la noticia, aun alentadora” es que las variantes del SARS-CoV-2 presentan diversos grados de sensibilidad a las vacunas existentes y “ya se están generando refuerzos de estas vacunas basadas en variantes anteriores” para mejorar la respuesta”.

El país acumula, desde el comienzo de la pandemia 242.138 -222.531 recuperados- y 2.719 fallecidos.