La reportera venezolana Carol Romero, detenida el jueves 4 de junio mientras cubría una trifulca entre ciudadanos que esperaban echar gasolina y funcionarios de la GNB, estuvo desaparecida durante más de 24 horas.

El reportero y expreso político Jesús Medina Ezaine difundió la imagen de la periodista con las manos esposadas, imagen que generó la condena generalizada del gremio.

La reportera fue excarcelada el viernes 5 de junio, pero con un proceso abierto en su contra.