Los hombres se pueden vestir de mujeres y tener relaciones con otros hombres. O las mujeres se ponen ropa de hombres y sostienen relaciones con otras mujeres. “Carnaval permite a un grupo importante de ciudadanos hacer algunas cosas que en su vida cotidiana no hacen”, afirma el sexólogo Fernando Bianco. “En esos días, no importa que tengas una conducta variante”.

Hombres que se visten de mujeres y sostienen encuentros sexuales con hombres. Mujeres que se visten de hombres y experimentan sexualmente con mujeres. El Carnaval permite a las personas darse algunos permisos.

“Carnaval permite a un grupo importante de ciudadanos hacer algunas cosas que en su vida cotidiana no hacen por respeto a las normas culturales, creencias o porque no se quieren meter en problemas”, expone el sexólogo Fernando Bianco. “Son cuatro días de libertad social”.

En esos días “no importa que tengas una conducta variante: que seas hombre heterosexual pero te vistas de mujer, y muchos se dan la libertad de tener relaciones con hombres”, detalla Bianco.

Foto: cortesía larazon.net

La sociedad permite esta suerte de licencia: “Son mis días de libertad”.

El sexólogo aclara que una orientación sexual homosexual está definida, entre otros factores, por haber sostenido relaciones sexuales con personas del mismo sexo en los últimos cinco años. “Si de 100% de tus relaciones tienes 90% heterosexuales y 10% homosexuales, estas son experiencias”.

Lo importante, insiste, es el “para qué”. A veces, en estas experiencias, el “para qué” es la curiosidad. O darse un gusto. Otro elemento a tomar en cuenta es la protección, a fin de evitar las infecciones de transmisión sexual. Y el evitar que esto se convierta en un problema con la pareja estable.