La Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas pidió este lunes una investigación “independiente, imparcial y transparente” sobre la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo

El embajador de Juan Guaidó en Estados Unidos, Carlos Vecchio, rechazó el comunicado divulgado este lunes por la alta comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, sobre la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo mientras se encontraba bajo custodia de funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Vecchio a través de su cuenta oficial en la red social Twitter repudió la petición de Bachelet: “¿usted no entiende nada de lo que ocurre en Venezuela o es cómplice de la dictadura de Maduro? ¿Cómo va a pedir que la investigación la conduzcan los mismos que asesinaron al Capitán Arévalo?

Vecchio también rechazó la reunión que sostuvo la expresidenta chilena con el presidente venezolano, Nicolás Maduro: “mientras usted se reunía con Maduro, su mafia estaba torturando y asesinando al Capitán Arévalo” dijo.

Además, cuestionó a los dos delegados que dejó Bachelet en el país: “¿no ve q los asesinan en cámara lenta?”.

Bachelet pidió este lunes una investigación “independiente, imparcial y transparente” del suceso. Su caso puede constituir una desaparición forzada, prohibida bajo la ley internacional, ya que su familia y abogados no fueron informados durante días de su paradero, y se sospecha que Acosta sufrió torturas durante su detención, denunció la oficina que dirige la expresidenta chilena en un comunicado.

“Recuerdo a las autoridades venezolanas que son responsables de la vida, y de la integridad física y psicológica de todas las personas privadas de libertad”, ratificó la funcionaria.