El texto también exhorta a los miembros del grupo a preservar su capacidad para “brindar un eventual aporte a un entendimiento verdadero entre actores políticos nacionales”

El gobierno de Venezuela emitió un comunicado en el que rechaza la declaración del Grupo de Contacto Internacional y pide a sus miembros “no extralimitarse en sus funciones”.

A través de un comunicado difundido este viernes por la Cancillería, el Ejecutivo venezolano denuncia que el Grupo de Contacto en la reunión de este viernes en Quito “ha tomado la temeraria decisión de inmiscuirse en asuntos propios del funcionamiento de las instituciones venezolanas en el ejercicio de sus competencias y bajo el amparo de sus atribuciones legales”.

El texto también exhorta a los miembros del grupo a preservar su capacidad para “brindar un eventual aporte a un entendimiento verdadero entre actores políticos nacionales”, y en ese sentido llama a evitar “los inaceptables sesgos demostrados en su reciente declaración que pretenden propiciar conflictos más que entendimientos entre las partes”.

Asimismo, reitera que las delegaciones enviadas por el grupo han sido recibidas por el gobierno venezolano con un trato cordial y respetuoso “ante su presunta voluntad de querer facilitar un diálogo entre las partes”.

Finalmente, señala que la actitud del gobierno venezolano difiere del “tratamiento parcializado y ofensivo que se le da a las instituciones legítimas” del país.

Este jueves tras la reunión en Quito, el Grupo de Contacto emitió una declaración que incluye propuestas de observancia electoral y una hoja de ruta para posibilitar la convocatoria de elecciones.

El documento precisa que el Grupo considera fundamental la “reinstitucionalización” de las instituciones clave del Estado venezolano, así como las garantías para que todos los posibles candidatos y partidos políticos puedan participar en los comicios.