El ministro español de Exteriores y Cooperación dijo que “Europa no tiene un sentimiento de urgencia y la urgencia existe”

El ministro español de Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, criticó este lunes el accionar “lento” del Grupo de Contacto, impulsado por la Unión Europea (UE), e instó al bloque a “acelerar” su trabajo diplomático en respaldo de una solución a la crisis de Venezuela.

Consideró que esa instancia, que busca favorecer nuevas elecciones presidenciales y la distribución de ayuda humanitaria, “sigue su ritmo, a un ritmo en mi opinión demasiado lento”.

En declaraciones a la prensa a su llegada a un Consejo de ministros europeos, dijo que “Europa no tiene un sentimiento de urgencia y la urgencia existe, y cada vez es más urgente”.

“Vamos a ver ahora de qué manera podemos acelerar nuestros trabajos al respecto. En (la reunión de) Ecuador (la semana pasada) se quedó en elaborar un documento, pero la próxima reunión en mi opinión está demasiado lejos, habría que ir más aprisa”, comentó.

Reconoció que “algo se está moviendo” en cuanto a que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, “hizo un llamamiento ayer para que se active el mecanismo de Montevideo”, en referencia a “los intentos de mediación que planteaban México y Uruguay” al margen del grupo de contacto europeo.

¿Más sanciones?

Al ser consultado sobre si la UE mantiene la posibilidad de aplicar nuevas sanciones a autoridades venezolanas, el ministro español afirmó que, “obviamente, las sanciones están sobre la mesa y dependerá de cuál sea el comportamiento del régimen”.

Esas nuevas medidas restrictivas, según dijo, “por supuesto” que podrían estar vinculadas a la integridad del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, a su llegada este lunes a la reunión del Consejo de Exteriores de la UE en Luxemburgo. Foto: EFE.

Ese grupo, en el que participa España junto a otros siete países de la UE y cuatro latinoamericanos, ya celebró dos reuniones ministeriales desde febrero, en Montevideo y Quito, y prevé una tercera a principios de mayo en Costa Rica.

Ante la posibilidad de prolongar el mandato de la instancia, actualmente de 90 días y que concluye en aproximadamente un mes, Borrell se mantuvo abierto a esa opción aunque dijo que “depende” de las circunstancias.

La situación en Venezuela y el trabajo del grupo de contacto internacional son abordados este lunes por los ministros de Exteriores comunitarios en su reunión en Luxemburgo.