Las sanciones son extremadamente amplias y no contienen las medidas suficientes para mitigar el impacto en los sectores más vulnerables de la población, señaló la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, rechazó este jueves 8 de agosto las nuevas medidas anunciadas esta semana por EE.UU. contra el gobierno de Nicolás Maduro, que en su opinión podrían tener “un impacto potencialmente severo en los derechos humanos” de los venezolanos.

“Estas sanciones son extremadamente amplias y no contienen las medidas suficientes para mitigar el impacto en los sectores de la población más vulnerables“, indicó en un comunicado la responsable de Derechos Humanos del citado organismo y expresó el temor a que estas medidas afecten al acceso de venezolanos a la sanidad o los alimentos.

La expresidenta chilena también afirmó que, anteriores sanciones impuestas por Estados Unidos en agosto de 2017 y enero de 2019 han exacerbado los efectos de la grave crisis y por extensión de la situación humanitaria, al afectar entre otros sectores a la exportación de petróleo al mercado norteamericano, durante años, una importante fuente de divisas para Venezuela.

“Las sanciones unilaterales con efectos amplios pueden terminar afectando negativamente los derechos fundamentales de las personas, incluyendo sus derechos económicos, así como sus derechos a la alimentación y salud, y pueden implicar obstáculos para el acceso a la asistencia humanitaria”, opinó Bachelet.