El agresor habría utilizado las ramas de un arbusto conocido como bejuco para golpear las piernas de las jóvenes

Las autopsias practicadas a los cadáveres de las dos víctimas de feminicidio en el municipio Turén del estado Portuguesa, indicaron que sufrieron golpes y estrangulamiento. También se evidenciaron signos de abuso sexual.

Los exámenes revelaron que las muertes de Elyannis Martínez, de 17 años de edad, y de Eduarlis Falcon, de 20, ocurrieron por asfixia mecánica. Las piernas de las víctimas tenían heridas, informó el diario tachirense La Nación.

“Las víctimas fueron atacadas directamente con golpes en la cara hasta que las noquearon, una vez inconscientes las asfixiaron y luego las violaron. Todo bajo el mismo modus operandi”, indicó el reporte.

Los cuerpos sin vida se localizaron en diferentes puntos del municipio, pero ambas tenían características similares de agresión y se encontraban sin ropa.

De acuerdo con el reporte policial, reseñó La Nación, junto al cadáver de la adolescente de 17 años de edad se encontró un zapato, dos forros de teléfono, un preservativo y la rama con la que fue estrangulada.

En el lugar donde encontraron el cuerpo de Falcón había un par de zapatos sin trenzas, una sandalia, un par de medias y también un bejuco.