Es improbable que el felino pueda regresar a la vida silvestre “si se ha acostumbrado a vivir con humanos, y si era pequeñito, mucho menos, porque no aprendió a cazar y es difícil que se mantenga por sí solo”

En la Cota 905 apareció lo inesperado: un cunaguado, aparentemente muy joven, que fue rescatado por funcionarios de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Es improbable que el felino pueda regresar a la vida silvestre “si se ha acostumbrado a vivir con humanos, y si era pequeñito, mucho menos, porque no aprendió a cazar y es difícil que se mantenga por sí solo”. No puede ser liberado a la vida silvestre, remarcó el investigador Jon Paul Rodríguez, presidente de Provita y presidente de la Comisión para la Supervivencia de las Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Rodríguez -quien ha sido premiado nacional e internacionalmente por su labor- precisó a contrapunto.com que lo correcto es “que sea atendido por gente autorizada para manejar animales silvestres”. Puntualizó que el Ministerio de Ecosocialismo es el ente del Estado competente para atender este caso.

Recordó que el zoológico Leslie Pantin en Turmero “han rehabilitado y liberado animales silvestres”, y ellos podrían ser otra opción para el cunaguaro.