A los problemas de distribución del vital líquido se le suman los apagones, situación que al Alcalde de El Hatillo le parece una “verdadera calamidad”.

“Casi el 40% del agua que llega a Caracas se bota en las vías, en las calles”, denunció este lunes 4 de noviembre el Alcalde del municipio El Hatillo, Elías Sayegh.

El burgomaestre ha denunciado que en varias oportunidades el municipio, se ha quedado sin la distribución del vital líquido debido a problemas de bombeo.

Sayegh, aseguró que se encuentra ejerciendo presión a Hidrocapital y Corpoelec para que mejoren el servicio.

“Nuestros vecinos deben contar con servicios públicos” y denunció que “hubo más de 40 apagones (…) zonas en las que se va la luz hasta tres y cuatro veces al día”, lo que calificó como una “verdadera calamidad”.