El Rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), el Padre José Virtuoso aseveró que pese a que el balance del semestre fue positivo “hay muchas cosas que mejorar”

“Mi último semestre fue online, no era lo que esperaba, pero al menos me gradué. No se cómo harán quienes se vayan a inscribir en carreras el próximo semestre, contó Héctor García, estudiante, hasta hace una semana, de comunicación social en la Universidad Santa María.

En febrero, los estudiantes de Caracas pensaban que este sería un semestre igual que otro, para algunos era su último periodo de clases universitarias, pero el 15 de marzo el gobierno de Nicolás Maduro declaró un Estado de Alarma por la llegada del coronavirus al país. Todo el mundo cambió, trabajos, desempleo y empresas que cierran. Pero aún así, las casas de estudios superiores han hecho lo posible para continuar sus actividades.

Pero la pregunta que dio la idea para escribir esta nota fue: ¿Cómo las universidades vivieron su primer periodo en cuarentena?.

Foto: Alonso Calatrava Rumbos

El Rector de la Universidad Metropolitana (UNIMET), Benjamin Scharifker, aseguró que pese a la pandemia “fue un trimestre satisfactorio para las UNIMET”, aunque reconoce que hizo falta que los estudiantes de la Facultad de Ingeniería, tengan prácticas en los laboratorios.

“La gran mayoría de nuestros alumnos son futuros ingenieros. Que no tenga practicas de laboratorio es preocupante, porque ahí es donde ponen en práctica la teoría de sus carreras”, dijo en una llamada telefónica con Contrapunto.

En ese sentido, afirmó con entusiasmo que la matrícula de alumnos no registró descensos alarmantes, sino que la gran mayoría de los alumnos pudieron cursar sus materias, ya que “aprovecharon la posibilidad de seguir cursando sus carreras pese a la pandemia”.

Ernesto García / Contrapunto


“Algo que nos llamó la atención fue que en los cursos de verano se inscribieron 30% más de alumnos que en comparación al año pasado”, dijo.

El profesor Scharifker sentenció que desde la UNIMET continúan en los esfuerzos para financiar becas universitarias con apoyo de empresas privadas y asociaciones de egresados.

Por otro lado, el Rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), el Padre José Virtuoso, aseveró que pese a que el balance del semestre fue positivo “hay muchas cosas que mejorar”.

“Las universidades en Venezuela están planificadas para dictar cursos presenciales. Debemos ajustar nuestras materias para poder evaluar a distancia”, explicó.

RUEDA DE PRENSA FRENTE AMPLIO PADRE JOSE VIRTUOSO.

El Padre Virtuoso dijo que la pandemia ha sido un aprendizaje para la educación universitaria, además que ha sido de ensayo y error por los ajustes del contenido programático de cada Facultad. Sumado a que tuvieron que hacer inversiones en su plataforma para mejor su banda ancha y servidores.

“Tuvimos que invertir para tener un semestre a distancia, además que dimos a nuestros educadores un bono para mejor su plataforma personal y poder dar sus clases con calidad de conexión”, sentenció.

¿Pero qué dicen los alumnos?

“Mi último semestre fue online, no era lo que esperaba, pero al menos me gradué. No se como harán quienes se vayan a inscribir en carreras, pero disfruté mis nueves semestres presenciales”, contó Héctor García, estudiante, hasta hace una semana, de comunicación social en la Universidad Santa María (USM).

García explicó que cursar este semestre a distancia le enseñó a organizarse, tener puntualidad y “a estudiar por primera vez en su carrera”. Pero aún así, reconoció su preocupación con que algunos compañeros no cursaron este periodo académico por no tener dinero para cancelar la matrícula, además que algunos afirmaron que: No valía la pena porque no contaban con internet en sus casas.

“Tuve amigos que dejaron la carrera a un semestre de graduarse, yo no lo hubiera hecho”, dijo.

El Presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (ANAUCO), Roberto León Parilli, afirmó que la población nacional está consciente de que si las universidades no cobran la tarifa que deben cobrar “nos quedamos sin universidades”.

Foto: Rafael Briceño


“El problema no es cuánto cobran las universidades, sino que la inflación no se ha detenido ni con la dolarización de facto”, asegura Parilli.

En ese momento el especialista, preguntó: Si hay subsidios para empresas y medianas empresas ¿por qué no las hay para las universidades públicas y privadas?

“Todos los centros educativos tuvieron que mejorar sus plataformas para dar clases. Aquí y en todas partes del mundo y eso es un gasto grande”, sentenció.