Ahora “hay que hacer cola” para subir al Everest

Los expertos dicen que las multitudes en el Everest también han aumentado en los últimos años, porque las expediciones se han vuelto más populares, porque cada vez más escaladores desafían a la naturaleza para llegar a la cima del mundo

Si te imaginas la cima del Monte Everest, puede que lo que veas sea un pico nevado y tranquilo alejado de la civilización. Pero una sorprendente foto, tomada por el montañista Nirmal Purja, muestra cómo en la vida real este sitio está muy abarrotado de gente.

La foto de Purja despertó interés en todo el mundo, en medio de la trágica noticia de que once escaladores murieron en el Everest en la última semana del mes de mayo de 2019

Nepal emitió 381 permisos para escalar el Everest esta primavera, a un coste de US$11.000 cada uno / Foto: BBC

La imagen da una idea de las difíciles condiciones que enfrentan quienes emprenden la escalada del pico más alto del mundo.

¿Es normal ver colas tan largas cerca de la cima?

La BBC le preguntó a los guías, quienes conocen las temporadas de escala en la montaña del Himalaya; y la respuesta fue que sí, “esto sucede con bastante frecuencia durante la temporada de escalada”.

Mingma Sherpa, presidenta de la agencia Seven Summits Treks, indicó a la BBC que “Es normal que haya una multitud, los escaladores a veces hacen colas de entre 20 minutos y una hora y media para llegar a la cima”.

“Con frecuencia, esto depende de cuánto tiempo dure la espera para un clima de escalada adecuado, ya que los montañistas deben evitar las posibles corrientes de chorros que podrían obstaculizar el ascenso”, acotó.

“Si hay una semana (de clima seguro), entonces la cumbre no estará llena. Pero a veces, cuando hay un tiempo de espera de dos o tres días, se llena mucho, ya que todos los escaladores intentan llegar a la cumbre al mismo tiempo”, agregó Sherpa.