Se cumplen 100 días desde el inicio de una revuelta social que ha dejado al menos 27 fallecidos, y miles de detenidos y heridos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) comenzó este domingo su misión de observación sobre el terreno de las protestas en Chile, cuando se cumplen 100 días desde el inicio de la revuelta social, que deja hasta el momento al menos 27 fallecidos, y miles de detenidos y heridos.

El organismo internacional arribó al país para completar casi una semana de constatación de la situación, aunque con el paso de los meses la situación ha bajado en intensidad, con protestas reducidas principalmente a los viernes, pero lejos de avistarse una solución a corto plazo.

El equipo de la CIDH, encabezado por el secretario ejecutivo del ente, Paulo Abrao, inició su trabajo en el país con reuniones informativas con diversas instituciones chilenas para constatar los hechos ocurridos hasta la fecha en respuesta a las numerosas denuncias de violaciones a los derechos humanos.

Organismos y organizaciones internacionales como el alto comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Human Rights Watch o Amnistía Internacional apuntaron directamente a la represión policial de las manifestaciones y movilizaciones sociales contra la desigualdad y el Gobierno de Sebastián Piñera como principales responsables de esos hechos.

Por ello, la CIDH conversó con el estatal Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), que hasta la fecha ha constatado en la observación de las protestas 9.129 detenidos, de los cuales 1.445 sufrieron vulneraciones en forma de violencia sexual, torturas o tratos crueles, o uso excesivo de la fuerza, según su último reporte.

Además, en materia de heridos, el organismo constató al menos 3.649 lesionados en los más de tres meses de protestas, 2.063 de ellos a causa de disparos de algún tipo (bala, balín, perdigón, bomba lacrimógena o arma no identificada) y 405 con heridas oculares.

La delegación internacional también mantuvo un encuentro con miembros de la Cancillería chilena, sin que haya trascendido información respecto a los temas tratados en dicha reunión.